Abrir cuenta bancaria

Si piensas en abrir una cuenta bancaria  y  no sabes bien de qué manera hacerlo, te explicamos de qué manera debes hacerlo,  qué aspectos debes examinar, qué vías tienes para contratarla, qué cuestiones debes proponerte para seleccionar la mejor del mercado y también, aun, qué pasos continuar para cerrarla.

  • Pasos para abrir cuenta bancaria

  • ¿Dónde puedes abrir cuentas bancarias?

  • ¿Qué debes mirar ya antes de abrir cuentas bancarias?

  • ¿De qué forma cerrar una cuenta corriente?

Las cuentas corrientes son el producto más básico que vas a poder localizar en cualquier entidad. En  pocas palabras, se trata de depósitos a la vista (o sea, con tu dinero siempre y en toda circunstancia libre) que te dejarán hacer operaciones del cada día, como efectuar trasferencias, domiciliar recibos o bien tener una tarjeta asociada con la que abonar. Eso sí, hacerte con una de ellas no siempre y en toda circunstancia es un proceso fácil ni cómodo.

Para que sepas por dónde iniciar, debes tener claro que el término cuentas bancarias engloba a múltiples géneros de cuentas: las cuentas corrientes, las cuentas remuneradas y las cuentas nómina. La característica primordial de todas y cada una es que puedes contar con de tu dinero siempre y cuando te sea preciso, sin informar o bien abonar una penalización por este motivo, esto es, tendrás liquidez total. Además de esto, no acostumbran a tener requisitos de apertura, como tienen otros productos, y puedes asociar tarjetas de débito y crédito que te dejen efectuar pagos en cualquier establecimiento físico o bien en línea.  Tienes que evaluar que salvo en las cuentas remuneradas (que dan cierta rentabilidad por el saldo que depositos), estos productos no están concebidos para ahorrar, con lo que muchas de ellas apenas te van a ofrecer alguna retribución.

abrir cuenta bancaria

Además de las cuentas remuneradas, las corrientes y las nómina, desde hace poco hay una nueva categoría de cuentas bancarias: las cuentas de pago básicas, que son el único producto financiero que está al alcance de todo el planeta, y que tratan de eludir la exclusión financiera. Para esto, la normativa europea que las regula fuerza que todos y cada uno de los bancos tengan una de estas cuentas y que cualquier cliente del servicio –tenga las peculiaridades que tenga- pueda contratarlas.

Pasos para abrir cuentas bancarias

¿Quieres abrir una cuenta bancaria?  El proceso es muy sencillo. Eso sí, debes tomar en consideración ciertas cuestiones:

  • Asegúrate de que cumples con los requisitos básicos, como ser mayor de edad. Las entidades asimismo tienen cuentas dirigidas a menores, como las cuentas infantiles y las cuentas para jóvenes, mas en un caso así es precisa la autorización de un tutor legal que acepte las responsabilidades generadas por la cuenta. Por otro lado, es mejor no figurar en ningún archivo de deudores y también, aun, poder acreditar que tienes algún género de ingreso.
  • Recopila la documentación que te demande el banco: lo normal es que te soliciten el documento nacional de identidad o bien el NIE, mas es esencial consultar, por el hecho de que en ciertos casos podrían solicitar la última nómina, la declaración de la Renta, un contrato laboral…
  • Consulta de qué forma puedes abrir tu cuenta, esto es, si solo lo puedes hacer en una oficina, si solamente te dejan hacerlo por Internet, o bien si tienes las dos opciones para poder escoger.

En el caso de no radicar en España, pregunta a la entidad si te dejan abrir una cuenta corriente. En caso negativo, muchos bancos comercializan otros productos singulares dirigidos a no residentes que te podrían interesar.

¿Dónde puedes abrir cuentas bancarias?

Cómo abrir cuentas bancarias en oficinas o sucursales

Si quieres hacer los trámites en una sucursal, tendrás que elegir detenidamente dónde vas a abrir la cuenta bancaria porque esa se convertirá en tu oficina de referencia. Lo mejor es que escojas la que esté más cerca de tu domicilio o de tu trabajo, ya que existen algunos trámites que sólo podrás hacer de forma presencial allí. Una vez elegida la sucursal, deberás llevar el DNI o los DNI de los titulares que vayan a tener esa cuenta y deberás aportar tus datos personales. Cuando hayas entregado la información, la entidad te dará el contrato de tu cuenta bancaria. Antes de firmarlo, no olvides analizar las condiciones, costes y los requisitos que la entidad te exija.

Cómo abrir cuentas bancarias por Internet

Si eliges Internet, podrás abrir una cuenta bancaria desde casa, sin necesidad de desplazarte a ningún sitio. Sólo tendrás que entrar en la página web del banco y seguir las indicaciones para abrir una cuenta bancaria. Los pasos son similares a los de una oficina física: tendrás que facilitarles el DNI, además de tus datos personales, y crear una clave de seguridad (esto sólo ocurre si decides usar el canal online). Cuando la entidad revise los datos, te enviará el contrato a la dirección de correo electrónico que hayas indicado. Recuerda que es importante que, cuando te llegue, leas detenidamente el contrato y una vez lo tengas todo claro, envíes el documento firmado al banco.

¿Que debes mirar antes de abrir una cuenta bancaria?

Puedes abrir una cuenta bancaria en cualquier banco, ya que todos ofrecen este producto pero antes de hacerlo, ten en cuenta algunas condiciones:

  • Consulta las comisiones de administración y mantenimiento de cada uno.
  • Analiza si el banco mejora las condiciones si domicilias la nómina.
  • Comprueba la permanencia que te exige la entidad y si te penalizan económicamente en caso de no cumplirla.
  • Si te regalan una tarjeta asociada a la cuenta, asegúrate de que siempre va a ser gratuita, ya que hay veces que sólo lo es el primer año.
  • Entérate si exigen vincular algún producto más del banco, como puede ser una tarjeta de crédito.

Además, examina qué ocurriría si te quedaras en números rojos por haber efectuado una retirada o bien pago sin que hubiera saldo suficiente. Siendo dinero que la entidad adelanta, acarrea el pago de unos intereses y comisiones. Por lo tanto, vas a deber saber qué costos se aplican y exactamente en qué condiciones. Asimismo entérate de si la entidad paga recibos domiciliados en el caso de no tener saldo suficiente en la cuenta, puesto que no todas y cada una lo hacen.

Otra de las advertencias que no deberías perder de vista es que debes tener precaución con los regalos que hacen los bancos porque siempre y en todo momento te solicitan algo a cambio por poner un ejemplo, cumplir con un largo periodo de permanencia, domiciliar una nómina mínima o bien hacer algunos pagos con tarjetas cada mes. Lee siempre y en toda circunstancia la letra pequeña para evitarte sorpresas.

¿De qué manera cerrar una cuenta corriente?

Para decir adiós a tu cuenta bancaria tendrás que asistir a tu oficina de referencia y comunicar de forma expresa que deseas cerrarla. En algunos casos, es posible que debas abonar una parte de la comisión de mantenimiento o bien administración pertinente a los meses del año que hayan pasado (si lo detalla en el contrato). Incluso de esta forma, verifica que lo has efectuado apropiadamente por el hecho de que, de no haberse anulado de forma conveniente, te podrían cobrar unos gastos que no tenías previstos.

Si no sabes qué género de cuenta corriente te resulta conveniente más contratar, emplea el comparador de cuentas bancarias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *